IMPORTANTE AUTÓNOMOS

El Tribunal Supremo ha sentenciado que los gastos derivados de las comidas, cenas o incluso los regalos a clientes podrán deducirse, sin necesidad de que esa acción tenga que derivar en un ingreso para el negocio justificado. El alto Tribunal sienta jurisprudencia y se posiciona en contra del criterio de Hacienda que rechazaba cualquier deducción no relacionada directamente con el negocio.

La sentencia supone un gran avance para los autónomos, que podrán desgravarse esos gastos aunque en la comida no se llegue a un acuerdo empresarial o se cierre un negocio.

La sentencia matiza el significado que ha de darse al concepto de “donativos y liberalidades”, previsto en la Ley del Impuesto de Sociedades: “El Supremo viene a clarificar que éstos tienen como finalidad mejorar el resultado empresarial e incrementar el negocio. No son donativos, sino gastos de promoción”.

La Agencia Tributaria establecía unos parámetros y unas obligaciones muy rígidas a la hora de deducir estos gastos. Esta sentencia marca un antes y un después tanto en los criterios de Hacienda, que hasta ahora eran muy restrictivos para demostrarlos, como en la tributación de los trabajadores por cuenta propia.

¿De qué manera se podrá demostrar? Cárdenas explica que bastará con justificar que están relacionados con la actividad profesional. “Correos, conversaciones con el cliente, whatsapp, llamadas o que la persona aparezca en la lista habituales del negocio serán suficientes para acreditar que tienes una relación comercial con esa persona”.

Ahora bien, es importante tener en consideración que  la Ley de Renta y la Ley de Servicios profesionales establece que se podrá deducir una cuantía equivalente como máximo al 1% de los ingresos.

Fuente: Abogacía Española (Consejo General)

Póngase en contacto con nosotros si tiene cualquier duda legal mediante el siguiente formulario o bien mediante whatsapp o llamada al teléfono 643 185 975